Posteado por: nbvelazquez | mayo 16, 2014

Enseñar Ciencias Sociales en el Nivel Inicial.

Planificar para enseñar ciencias sociales. El trabajo didáctico con recortes del ambiente

¿Cómo organizar e implementar en la sala una propuesta didáctica sólida y coherente, que nos permita enseñar realmente ciencias sociales en la tarea cotidiana con los chicos y en el contexto institucional de cada Jardín?

La tarea de enseñanza del docente supone en principio que, como adulto, revise y amplíe su propia mirada acerca del ambiente en que enseña, es decir volver a mirar el ambiente ” con otros ojos”. Es frecuente que, como docentes, consideremos a este ambiente tan cercano y tan cotidiano algo ya conocido, la mirada desde la indagación nos permite ir más allá de lo que consideramos obvio y habitual en él.

Es necesario que el docente se dé tiempo para conocer el ambiente a ser abordado, para que lo cuestiones, lo interrogue, lo indague, lo mire con otros ojos, develando lo que se oculta tras lo más conocido. Se trata de un trabajo que involucra a la institución y no sólo al maestro en una tarea individual y solitaria.

Seleccionar un recorte del ambiente para ser trabajado desde el Jardín de Infantes, significa que el docente decide qué parte del ambiente convertirá en objeto de indagación y conocimiento para sus alumnos.

Al hablar de recortes didácticos nos referimos a una organización didáctica en la que una parte del ambiente se convierte en objeto de indagación, en la cual hay elementos naturales y culturales en inter-juego dinámico (personas, necesidades, vínculos, materiales objetos y recursos materiales, roles, trabajos, historia, formas de organización, pautas culturales, etc)

Es necesario realizar recortes, porque el ambiente como totalidad resulta inabarcable dada su complejidad y las múltiples dimensiones que lo constituyen.

El recorte didáctico, sin distorsionar estas características del ambiente, permite planificar un itinerario de diversas actividades para que en ellas los chicos avancen en sus conocimientos, aprendan más sobre el recorte del ambiente que la maestra seleccionó.
curriculares y didácticas han planteado en el pasado como los temas de planificación y enseñanza donde vincular objetivos y actividades. Así por ejemplo se proponía la enseñanza sobre los “servidores públicos”, “los medios de transporte”, “los alimentos”, ” los animales”, etc, entendidos como categorías establecidas por los adultos y las tomaban para pensar y analizar aspectos de la realidad ( los trabajos, los comercios, los transportes, etc)

ENSEÑAR CIENCIAS SOCIALES EN EL NIVEL INICIAL

Enseñar Ciencias Sociales en el Jardín de Infantes significa tomar el ambiente socio-natural como objeto de indagación y de trabajo didáctico con los chicos en la sala.
¿Qué significa indagar? Es inquirir, examinar cuidadosamente. En este caso, es examinar el ambiente en el cual todos, niños y docentes, somos parte y protagonistas, es tanto el ambiente es parte de uno y uno es parte del ambiente.

El ambiente es un complejo conjunto de componentes, factores, relaciones y sucesos de diversa índole en el cual se desenvuelve la vida de las personas y se construye cotidianamente la cultura. No e suna escenografía, un paisaje o un telón de fondo en el que vivimos, sino el componente mismo de nuestras vidas.
Transformamos el ambiente social y natural y a la vez somos transformados por él.

” La realidad social está constituida por grupos humanos con todo aquello que puedas aportar de historia, cultura, ritos, tradiciones, las infraestructuras materiales construidas por el hombre, los rendimientos de producción y los sistemas institucionales que el hombre ha elaborado (políticos, económicos, organizativos). La realidad social testimonia la manera en que las sociedades humanas se organizan y funcionan para satisfacer en primer lugar las necesidades de alimentación, de refugio, de salud, de educación, y de trabajo (definición de la UNESCO)

El ambiente es un entramado socio-natural; es lo natural imbricado en lo social y lo social enraizado en lo natural. Lo social y lo natural están en permanente interacción modelándose mutuamente.

Por otra parte, proponer que el ambiente se convierta en objeto de indagación no significa tomarlo como una excusa para abordar contenidos de otras áreas.
Los chicos tienen derecho a conocer el mundo en que viven, y la escuela debe ofrecerles oportunidades para convertir ese mundo en objeto de conocimiento.

Así por ejemplo proponer conocer la plaza como espacio del ambiente social no significa contar cuántas hamacas tiene o trabajar recorridos atravesando sus senderos. Interesa la plaza porque es considerada un recorte del ambiente a ser conocido y los contenidos que se seleccionen deben contribuir a su comprensión como parte del ambiente social (indagando por ejemplo los usos sociales de la plaza, su historia, los trabajos que en ella se realizan, etc)

Si el recorte seleccionado es el puesto de diarios, no será una excusa para trabajar solo contenidos sobre las características de diarios y revistas como portadores de texto, sino que interesará además como comercio del ambiente social con determinadas funciones y formas de organización del trabajo.
La familiaridad con lo social nos impide muchas veces cuestionarlo. Diseñar situaciones de enseñanza significa priorizar por un lado la curiosidad de los chico, su interés por conocer, y por otro, el cuestionamiento de aquello que ven. Para ello es necesario tomar distancia del objeto de conocimiento, observarlo desde otras perspectivas.

Es importante que el docente organice su propuesta didáctica en torno a preguntas o problemas, que ayudarán a los chicos a interrogar el ambiente, de este modo la indagación tiene un sentido:

¿Cómo se elaboran las pastas en la fábrica de pastas; ¿qué máquinas se usan?; ¿cómo se distribuye en el correo los sobres para cada cartero?; ¿cómo sabe el chofer qué recorrido tiene que hacer el colectivo?; ¿cómo se enteran los bomberos cuando hay un incendio?; ¿porqué los campos tienen alambrados y guardaganados en las tranqueras?; ¿porqué en los criaderos de pollos hay mucha luz y altas temperaturas?.

Se trata de inaugurar nuevas miradas de aquello que resulta conocido, así como de acceder a contextos no tan conocidos.

Además, cuando la escuela o el Jardín, aborda contextos que resultan conocidos para los chicos, tiene el compromiso de habilitar nuevas miradas, diferentes a las que el niño pueda alcanzar con su familia, de otro modo se corre el riesgo de no enseñar, sino de hacer ” pedagogía de lo obvio”

El Jardín de Infantes, la cuadra del Jardín, la sala de primeros auxilios, probablemente sean contextos conocidos por los chicos; sin embargo el docente puede convertirlos en objeto de indagación, proponiendo nuevas miradas en torno a ellos. Cabe señalar que es necesario contextualizar qué resulta más o menos conocido para cada grupo de alumnos y la comunidad en la que se inserta el Jardín.

Los chicos y el ambiente socio natural

Los chicos han desarrollado estas ideas particulares y originales acerca del ambiente en el que viven, tienen conocimientos acerca del ambiente, en tanto son sujetos sociales; desde el momento que nacen están aprendiendo a desenvolverse en él.

Los chicos forman parte del ambiente social y en sus actividades cotidianas van adquiriendo conocimientos sobre ese ambiente:

Caminan por las calles, saben que para cruzar hay que mirar que no pasen autos; concurren con sus familias al club barrial; se atienden en la sala de primeros auxilios; acompañan a los adultos a hacer las compras, algunos saben que van solo para relacionarse, pero saben que para comprar hace falta dinero; para curarse hay que tomar remedios.

Festejan cumpleaños y eventos familiares; visitan a sus compañeros y parientes; juegan en casa y en la vereda con los amigos; aprenden que es importante compartir y no pegar; consumen productos; usan tecnología

Miran por TV lugares lejanos; cuidan alguna mascota; van a la feria, a pescar con su familia, a jugar a la plaza.

Escuchan los problemas que conversan en casa y comparten los logros y dificultades de sus familias en el trabajo y en la vida cotidiana.

Algunos piensan que la seño vive en el jardín – y se asombran cuando la encuentran en otro lugar – ; creen que sus padres no fueron al Jardín.

Los chicos llegan al Jardín con ideas propias y originales sobre el mundo social, no vienen “vacíos”. Tienen ideas sobre la familia, la ciudad, el barrio, la autoridad, las normas, la justicia, las instituciones, los trabajos, el comercio, el dinero.

Estos conocimientos son producto del trabajo intelectual de los chicos ligado a sus propias interacciones sociales. Ellos se plantean interrogantes y formulan hipótesis originales acerca de los objetos y las personas con los que interactúan


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: